Lamparas de iluminación que no pasan de moda.

 

Las lámparas famosas que nunca pasan de moda en la decoración, son las denominadas lámparas clásicas o míticas. Son piezas que hacen años se diseñaron, pero gracias a su estética y belleza nunca han perdido su validez, funcionalidad y elegancia.

Lámpara A338,  Alvar Aalto, 1950

Estas lámparas crea un juego característico de luces, por una parte permanece sombreada, y por la otra surge la luz.

Fabricada en plástico inyectado de color blanco. Como edición limitada, Artek lanzó una A338 plateada.

Lámpara PH50, Poul Henningsen, 1958

Destaca por su moderna elegancia. Hecha de aluminio estirado y aluminio laminado tiene un look moderno inmortal que nunca pasará de moda.

La luz transmitida a través de las pantallas de manera vertical y horizontal se encarga de ofrecer una iluminación cómoda. La forma de la pantalla de la lámpara de suspensión PH 50 se basa en un espiral logarítmico en cuyo centro se encuentra situada la bombilla

Lámpara de techo Topan Lamp, Verner Panton, 1960

Fue la primera lámpara creada por Panton. Se trata de una lámpara de suspensión en aluminio lacado con cable textil en el mismo color, lleva bombilla E27 max 40w o 7w bajo consumo y sus medidas son: altura 190 mm y diámetro 210 mm

Lámpara TMC, Miguel Milà, 1960

Lámpara con una altura variable que se regula a través de un asa que permite frenar o liberar la pantalla circular de metacrilato translucido situada en el extremo del pie de hierro. Para evitar ralladuras, el borde superior está cromado facilitando el desliz de la pantalla. El pie equilibra la pantalla. Se enciende y se apaga tirando levemente del cordón eléctrico.

Lámpara Arco, Achille & Pierre Giacomo Castiglioni, 1962

Su base pesa 64 kg y está realizada de mármol blanco de Carrara, ésta lámpara está inspirada en la iluminación de la vía pública. La diseñaron para zonas de comedor, su pantalla está alejada de la base para no molestar, El arco es regulable y puede llegar hasta los 2,20 m y la altura de la pantalla es de 2,32 m.

En todos estos años la única modificación que ha sufrido la lámpara Arco ha sido para adaptar su sistema eléctrico a las normas vigentes.

Lámpara DisaJosé Antonio Coderch, en 1962

La luz se filtra a través de estas finas hojas, consiguiendo, que al reflejarse en ellas, adquiera cálidas tonalidades, creando un contexto íntimo y agradable, parecido al del fuego de una chimenea.

Lámpara Eclisse, Vico Magistretti, 1965

Eclipse es una lámpara de mesa o pared. Realizada con estructura de metal y barnizado en colores blanco, naranja o gris con emisión de luz directa o difusa según se disponga el difusor metálico interior en forma semiesférica.

Lámpara de techo Taraxacum 88, Achille Castiglioni, 1988

Gran lámpara de araña de luz directa impresionante, compuesta por una estructura de 20 triángulos en aluminio pulido estampado y 60 bombillas Globolux claras repartidas por la estructura así mismo cuenta con una base de sujeción a techo y florón en acero.

Lámpara de techo HL99, Bauhaus, 1900

Lámpara minimalistas, con una esfera de cristal opalino suspendida de varilla metálica, florón en el techo y existen diversos tamaños y longitudes de suspensión.

Lámpara Zettel, Ingo Maurer, 1997

Lámpara colgante muy famosa, mide Ø120cm, compuesta por 31 hojas sin impresiones y 49 con impresiones en formato de DINA5, también está la versión con hojas DINA6, diseños japoneses o con diseños de cómics.


Electricidad Llopis somos expertos en iluminación decorativa.